Elegir Diseño
4 personas están viendo este diseño

Acerca de Nosotros

Una visita al Mar


 

Ah, el Mar. Me parece que me sonríe; unas veces sin enseñar sus dientes pero otras... Me acuerdo aquel día. Su inmensa tranquilidad se transformaba, ya en la orilla, como grandes olas. Un deseo que sólo se apacigua estando en él. Al entrar te conviertes en el invitado de honor. Tu presencia le es grata; y tú se lo debes agradecer.
 
El Mar es un amigo. Para lo que quieras él estará ahí. Todas las respuestas están en él. Y aquel día me enteré de algo. Todas las respuestas..., menos dos...No sabe que es el Principio ni tampoco el Fin.



 

La playa


 

He pasado tres días extraños: el mar, la playa, los caminos me fueron trayendo recuerdos de otros tiempos. No sólo imágenes: también voces, gritos y largos silencios de otros días. Es curioso, pero vivir consiste en construir futuros recuerdos; ahora mismo, aquí frente al mar, sé que estoy preparando recuerdos minuciosos, que alguna vez me traerán la melancolía y la desesperanza. El mar está ahí, permanente y rabioso.
 
El mar tiene el temperamento falto de escrúpulos de un autócrata salvaje malcriado por la mucha adulación. No puede soportar el menor asomo de desafío, y no ha dejado de ser el enemigo irreconciliable de barcos y hombres desde que los barcos y los hombres tuvieron la inaudita osadía de echarse a navegar juntos pese a su ceño.



 

Galería de Imágenes


Tu Página Web Gratis

Tu Página Web Gratis

Tu Página Web Gratis

Tu Página Web Gratis

Tu Página Web Gratis

Tu Página Web Gratis



Contacto

  • 11-3335-7777
  • info@mipaginagratis.com